La Bolsa, que no espera un susto electoral, se dirige hacia el primer cierre en negativo en tres años

La Bolsa española, cuyo selectivo ha cerrado por debajo de los 9.800 puntos este viernes, acumula pérdidas del 5,47%, pese a haber subido en la última semana un 0,90%.

El rebote propiciado por la subida de tipos de la Fed, la primera desde 2006, fue recibida el jueves con alegría por los mercados, que experimentaron importantes repuntes.

Desde finales de 2008 los tipos de interés se mantenían entre el 0% y el 0,25%, niveles que la Fed reconocía como “excepcionalmente bajos”, en un contexto de relativa solidez económica.

En cuanto a la caída del petróleo, la valoración de las compañías petroleras por parte de los analistas se está viendo afectada junto con las del sector de la construcción y obras públicas, por sus proyectos en países productores de petróleo.

La Bolsa española cerró el primer mes del año con ganancias del 1,20%, gracias al ánimo con el que ha acogido el mercado el nuevo plan de compra de deuda masiva del Banco Central Europeo (BCE), mientras que en febrero subió un de 7,45%, el mejor mes desde octubre de 2013, aupada por el cierre del acuerdo entre Grecia y sus acreedores para prorrogar su ayuda financiera durante los próximos cuatro meses.

Acabó el primer trimestre con un alza del 12,08%, en su mejor arranque anual cosechado por el principal indicador nacional desde 1998, después de terminar marzo con una revalorización mensual del 3,07%. En este periodo el mercado de renta variable se vio beneficiado por la mejora de los datos macroeconómicos de España, Europa y EEUU, además de la caída del euro y del precio del crudo.

En abril, los reiterados reveses que han sufrido las negociaciones entre los socios europeos y Grecia, y el miedo de que ese país entre en suspensión de pagos, provocó que el Ibex rompiese con tres meses consecutivos de ganancias al perder el 1,18% ese mes.

El quinto mes del año, el Ibex bajó un 1,47%, después de terminar la última semana de mayo con un retroceso del 2,91%, la mayor desde mediados de abril.

La situación de Grecia, el empeoramiento del mercado de deuda, los vaivenes en la cotización del euro-dólar, además de datos nada positivos de la economía de EEUU, y la incertidumbre que ha despertado el resultado de las elecciones municipales y autonómicas españolas, han sido los factores que han afectaron al mercado nacional.

En junio, la incertidumbre sobre el futuro de Grecia provocó que el principal indicador de la Bolsa española retrocediera un 3,99% en junio y un 6,52 en el que era su peor trimestre en 3 años. La caída registrada en junio era además la más acusada desde diciembre de 2014 y, aunque estaba en línea con la de las grandes plazas del Viejo Continente, era la tercera consecutiva del selectivo.

El mercado volvió a las ganancias en julio, cuando la Bolsa terminó en 11.180,70 puntos, tras revalorizarse un 3,82%, con lo que registró el mejor mes desde febrero a pesar de las fluctuaciones que durante todo el mes generaron las negociaciones con Grecia, que finalmente se materializaron en un acuerdo para el país.

El contagio a los mercados financieros, materias primas y países latinoamericanos de la desaceleración de la economía china y de la devaluación de su moneda provocaron que la bolsa española sufriese en agosto una pérdida del 8,24 por ciento, la mayor caída mensual desde abril de 2012.

Además, la negociación en ese mes también estuvo condicionada por la posibilidad de que la Reserva Federal -banco central estadounidense- decidiese una subida de los tipos de interés en septiembre.

Ese último mes también se tiñó de rojo, ya que el Ibex retrocedió un 6,81% en septiembre y firmó un tercer trimestre con el peor resultado desde 2012, al caer en ese periodo un 11,23%,

Tras estas caídas se encontraban la desaceleración de la economía mundial y la china, además de la incertidumbre existente respecto a la política monetaria en Estados Unidos.

En octubre, la bolsa española subió un 8,38% animada por los planes del Banco Central Europeo de ampliar el programa de compra de deuda y por el repunte de los parqués internacionales. El mercado nacional, que ha registró la mayor subida mensual desde septiembre de 2013, se aprovechó de otras medidas monetarias, como la rebaja de los tipos de interés en China o la decisión de la Reserva Federal de posponer aumento del precio del dinero.

La mayor claridad sobre las intenciones de la política monetaria que aplicarán los bancos centrales europeo y estadounidense y los ataques y amenazas terroristas en Europa condicionaron a la Bolsa en noviembre, que subió un 0,25%, el menor avance mensual desde agosto de 2014.

El último mes del año, la volatilidad que ha hecho del Ibex una auténtica montaña rusa en 2015 ha provocado que el parqué español sea escenario de una “racha negativa” histórica.  El selectivo cerró este lunes su décima sesión consecutiva a la baja y la bolsa española firmó su peor racha desde marzo de 1990. De hecho, es la peor desde que se creó el selectivo Ibex en 1992. La caída del precio del petróleo, las políticas monetarias de los bancos centrales, las dudas sobre el crecimiento de China y las elecciones del 20D son elementos que han configurado esta “tormenta” en el mercado de renta variable.

Tras romper la racha el martes, el Ibex cerró el pasado miércoles  prácticamente plano, con un descenso del 0,01%, hasta 9.711 puntos.

En la sesión del viernes, la última antes de las elecciones generales en España el próximo domingo, el principal indicador de la Bolsa española se ha dejado un 1,63% y ha perdido el nivel de los 9.800 puntos, para cerrar en 9.717,10 puntos, en una jornada en la que se ha visto lastrada por el descenso de los mercados internacionales, el vencimiento de derivados y las dudas por el resultado de los comicios del domingo.

AÑO                           PUNTOS                           VARIACIÓN

 

2014                            10,279,50                            +3,66%

 

2013                            9,916,70                            +21,42%

 

2012                            8,167,50                            -4,66%

 

2011                            8,566,30                            -13,11%

 

2010                           9,859,10                            -17,43%

 

2009                            11,940,00                            29,84%

 

2008                            9,158,80                            -39,43%

 

2007                            15,182,30                            7,32%

 

2006                            14,146,50                            31,79%

 

2005                            10,733,90                            18,20%

 

2004                            9,080,80                            17,37%

 

2003                            7,737,20                            28,17%

 

2002                            6,036,90                            -28,11%

 

2001                            8,397,60                            -7,82%

 

2000                            9,109,80                            -21,75%


 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies